Atleuropa | Emisiones de Radio Originadas Fuera de la Vía Láctea
199
single,single-post,postid-199,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Emisiones de Radio Originadas Fuera de la Vía Láctea

Emisiones de Radio Originadas Fuera de la Vía Láctea

            En 2007 se detectó el primer pulso de radio que provenía del exterior de la Vía Láctea. Ante este hecho, insólito hasta la fecha, los científicos barajaron la opción más racional: que el pulso debiera su origen a una interferencia originada en la Tierra.

Foto del Radio Telecospio Parkes, Nature.com. Autor Alex Cherney (Terrastro.com)

            Con ese objeto, un equipo internacional de astrónomos ha estado explorando la zona  del cosmos donde se detectó el pulso. El resultado ha sido la detección de cuatro nuevas emisiones de radio desde el radio-telescopio Parkes en Australia. Estas nuevas señales eran muy potentes, de una duración de unos pocos milisegundos y con una periodicidad de 10 segundos.

         Además constataron que habían sido originadas fuera de nuestra galaxia, tras ver como la dispersión de las ondas al atravesar la Vía Láctea, sólo suponía un 3’6% de su dispersión total (al atravesar una onda de radio el espacio, los electrones ionizan las bajas frecuencias quedando casi sin afectar las altas frecuencias; ello provoca fenómenos de extensión o dispersión en la onda, que aumentan con la distancia recorrida).

        “Creemos que es probable que se creara por un evento en extremo catastrófico causado por algo que se destruyó, ya que no se ha vuelto a repetir“, ha indicado Dan Thornton, miembro del equipo de astrónomos que están llevando a cabo la investigación. “Hemos mirado hacia atrás en la misma zona del cielo y no hemos visto ninguna ráfaga repetida“, ha insistido, para justificar la hipótesis a la que han llegado de que se trata de una supernova o una explosión gigantesca de un magnetar (estrella de neutrones alimentada con un campo magnético extremadamente fuerte) que tendría lugar hace millones de años.

            Los científicos han señalado su intención de completar el estudio del cielo, con el fin de resolver este “puzzle cósmico”. En la investigación, que prevén que durará varios años, los astrónomos consideran que existe una gran probabilidad de descubrir miles de estas señales, por lo que será una investigación fructífera en la que confíamos que pueda esclarecerse el origen de estas señales de radio y un poco más de la “Historia del Universo“.

@Referencias:


COMPARTIR EN:


No hay comentarios

Publicar un comentario