Atleuropa | SigFox, la red alternativa
18610
single,single-post,postid-18610,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

SigFox, la red alternativa

pexels-photo-267447

SigFox, la red alternativa

El Internet de las Cosas, el Internet of Things (IoT) es ya una realidad desde hace años. A pesar de todos los avances que se han producido en este campo, aún quedan algunos flecos que SigFox quiere solventar postulándose como red alternativa. Estos inconvenientes a superar tienen que ver por ejemplo con el consumo de batería de los dispositivos. En este panorama, SigFox llegaba hace unos años para crear una red independiente. Además de en antenas Umts, somos expertos en la gestión de esta nueva red y, por lo tanto, te informaremos de todas sus prestaciones. Por ejemplo, recordándote que, para conectarse a ella, es necesario incorporar al dispositivo en cuestión un chip compatible. A día de hoy, los smartphones y tablets no son compatibles con esta red.

Con la red SigFox se pueden enviar una cantidad de datos limitada aunque suficiente para el Internet de las Cosas. A través de esta red se transmiten mensajes de 12 bytes, pudiendo enviarse 140 mensajes al día. Esto aporta importantes beneficios a los objetos conectados. Uno de los principales es la eficiencia energética ya que se alarga la duración de la batería hasta 15 años en algunos dispositivos. Además permite usar frecuencias libres (ISM) resistentes a interferencias. Es una red libre de derechos y cuya gestión es muy sencilla y basada en la nube. No en vano, se pueden controlar todos los dispositivos conectados a la red desde un único lugar. Con la red SigFox disfrutamos además de cobertura internacional.

Esta red puede ser utilizada por una amplia variedad de dispositivos que van desde los termostatos, los detectores de humo o de presencia hasta los localizadores. Estos últimos, valiéndose de la red SigFox, pueden enviar alertas o geolocalizar a un objeto.

La red SigFox hunde sus raíces en el sistema de comunicaciones que tenían los submarinos en la II Guerra Mundial, capaces de enviar mensajes cortos a todo el mundo valiéndose de transmisiones bidireccionales de baja potencia y coste asequible a largas distancias.

En cuanto a las frecuencias de radio utilizadas por esta red, en Europa la banda de 868 MHz es la más común mientras que en EEUU es la de 915 MHz. A día de hoy, puede operar como complemento de las redes actuales o bien actuar de modo independiente. En ATL Europa te recordamos que estos detectores y chips de los que hablábamos antes y necesarios para la geolocalización pueden incluirse en pequeños dispositivos para dotarles de la autonomía necesaria para funcionar durante años.

A día de hoy, la red SigFox tiene presencia en más de 14 países, entres ellos España o Francia, además de en Estados Unidos. Sin embargo, su uso no para de extenderse gracias a la eficiencia de comunicaciones y a su alcance global. Unos de los objetivos a corto plazo es que los dispositivos móviles empiecen a incorporar su chip de comunicación para poder controlar objetos desde el móvil.

No hay comentarios

Publicar un comentario